Radiografía Panorámica Dental (ortopantomografía)

¿Qué es una ortopantomografía?

La ortopantomografía u “ortopanto”, comúnmente conocida como radiografía panorámica dental, son de mucha utilidad en el campo de la odontología. Este tipo de exámenes sirven para detectar problemas que resultan invisibles en una exploración visual convencional.

La radiografía panorámica dental (ortopantomografía) es una técnica radiológica que muestra las estructuras óseas del paciente en una sola imagen general. 

Gracias a esta técnica, que “mapea” la cara del paciente a partir de varias radiografías convencionales superpuestas, es posible plasmar las estructuras tridimensionales del rostro en una sola imagen en 2D.

Además de para el odontólogo general, la información contenida en la ortopantomografía es muy valiosa para los profesionales de ramas odontológicas como la cirugía oral, la implantología, la ortodoncia o la periodoncia.

¿Para qué sirve?

La utilidad principal de la ortopantomografía es generar una imagen con la cual poder detectar problemas con un solo golpe de vista.

Habitualmente, se emplea para diagnosticar:

  • Caries.
  • Procesos infecciosos, como gingivitis o periodontitis.
  • Presencia de dientes que todavía no han erupcionado.
  • Reabsorción radicular.
  • Calidad de la estructura ósea para implantes dentales.
  • Presencia de lesiones óseas patológicas.
  • También se suele realizar en una primera revisión, ya que es una gran fuente de información inicial para el doctor.

¿Cómo se realiza?

La radiografía panorámica se genera con un equipo radiológico específico, que rota alrededor de la cabeza del paciente. Lo habitual es hacer la ortopantomografía de pie, aunque también es posible realizarla con el paciente sentado.

Para que el resultado sea el apropiado, el paciente debe morder una especie de lengüeta que permite mantener las dos arcadas de la boca separadas. El paciente tendrá la mandíbula acomodada en un soporte y sus manos sujetarán dos asas, que evitarán movimientos indeseados.

Se trata de una prueba muy sencilla, cuya duración ronda entre los 3 y 5 minutos. En un plazo de tiempo muy breve obtenemos los resultados en las pantallas.

Actualmente se recomienda someterse a una ortopantomografía al menos una vez al año, con el objetivo de anticiparnos a la aparición de enfermedades orales de gravedad.

En definitiva, la radiografía panorámica es una prueba segura, rápida y cómoda, que ofrece muchas ventajas, tanto a los pacientes como a los profesionales de la odontología.

Deja un comentario.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.